10 encuentro – Problemas

4 06 2013

Hicimos un repaso de los temas de Diagnóstico que venimos viendo, y trabajamos sobre el listado de problemas que armó cada grupo. El primer listado fue el siguiente:

  • violencia
  • falta de espacios de recreación
  • no hay agua potable ni cloacas
  • infraestructura urbana (solo un medio de transporte)
  • inseguridad
  • desempleo
  • mucha discriminación
  • violencia de género y doméstica
  • no articular con otras instituciones
  • hay un basural
  • no pasa el recolector
  • se inunda
  • no hay profesionales, ni personas que colaboren
  • faltan subsidios
  • falta compromiso y formalidad
  • ausencia de profesionales
  • falta de recursos materiales
  • falta de comunicación
  • falta de publicidad del lugar
  • poca articulacón con otras instituciones
  • bajo sueldos
  • problemas de traslados
  • falta de agua potable
  • contaminación del agua
  • no hay referentes conocidos en el barrio

Surgieron algunos puntos sobre los que reflexionábamos, para poder definir bien qué es un problema y qué no.

Uno, era no confundir una posible solución con el problema. Por ejemplo en que “no pasa el recolector” en realidad alude al basural, y el tema del recolector puede ser una de las soluciones, entre otras. Decíamos que si lo pensamos en función de una solución, el problema se resuelve solo de una manera, esa que pensamos, y no esta abierta la posibilidad a pensar que otras alternativas hay.

La otra reflexión que surgió fue a partir de un comentario sobre que “nosotros los vemos (a los problemas), pero ellos no”. Discriminábamos lo que era una necesidad de una demanda, y discutíamos sobre quién define y como qé es un problema.

Definíamos entonces PROBLEMA como algo valorado negativamente, una carencia concreta, y que es una construcción social, que tiene mucho de cultural, y de contexto social y político. Retomábamos el planteo que cuando hacemos un diagnóstico, estamos haciendo un recorte de la realidad, y ese recorte es a partir de una mirada subjetiva, siempre.

También planteamos que los problemas tienen que ser situados, y concretos. “Desempleo” es un problema social, pero para un proyecto comunitario, hay que llevarlo a como se dá en concreto, y acotado, en el barrio.

Luego planteábamos que los problemas se relacionan entre sí, siendo unos causa y/o consecuencia de otros. Y que el poder analizar esas relaciones, nos permite pasar de solo describir ese recorte de la realidad, a analizarlo (que es otro paso en el diagnóstico)

Para ello, propusimos dos herramientas de análisis: el Árbol de Problemas, y el Modelo Problemático Integrado.

Si bien ambos métodos permiten visualizar los  problemas, y reconocer causas y efectos, el árbol es mas simple, en el sentido que agrupa de un lado (abajo, en las raíces) las causas, y en otro las consecuencias (en la copa, arriba).

En cambio el MPI permite una complejidad mayor, donde algún problema puede ser a la vez causa y consecuencia, y una mayor interrelación. Pero esa precisamente puede ser su desventaja, depende el grupo comunitario con el que se este trabajando, quizás es mejor un modelo mas simple.

Para lo concreto, en ambos métodos les sugerí que escriban cada problema en una hoja, tarjeta o papel separado, y luego los vayan ubicando en un afiche o pizarrón grande, que les posibilite irlos moviendo, corriendo o incluso agregando otros problemas que sean necesarios para explicar las relaciones.

El texto a profundizar es el capitulo de problemas del Manual de Diagnóstico Participativo Comunitario, y los capítulos 4 y 5 del libro de Robirosa.





8vo encuentro – 12 de junio – Identificando Problemas

19 06 2012

Realizamos un 1er trabajo en grupos, con la siguiente consigna:

elaborar un listado de problemas del instituto

Antes de compartir lo trabajado, pusimos en común como fue el proceso de identificar los problemas y surgieron los siguientes puntos:

  • “fueron surgiendo”
  • “salían como un bombardeo”
  • ¿como escribirlos?
  • ¿quién define qué es un problema y que no?

Reflexionábamos juntos que siempre hay un primer momento de Catarsis, en el que hay que despejar la queja de los problemas, y dejar claro que son cosas diferentes.

También la pregunta de como escribirlo, se hacía en relación a no herir susceptibilidades, ni quedar expuesto. En la definición de un problema tambien se juega una relación de poder.

En un segundo momento fuimos viendo que puntos de los que plantearon eran problemas y cuales no. Tratamos de definir que es un problema:

La falta o carencia de algo, la brecha entre la realidad y el ideal que nos planteamos

(siempre en función de una mirada del sujeto y la sociedad, y/o de modelos ideales)

Decíamos que a veces se nos cruza con la respuesta que nosotros brindaríamos, y definimos como problema la falta de ESA respuesta, y esto es falso, porque de ese modo nuestra respuesta invisibiliza al problema. Por eso no hay que definir un problema por o desde una posible solución.

Por último vimos dos herramientas para analizar las relaciones de causas y efectos entre los problemas: el árbol de problemas y el modelo problemático integrado. Si bien ambos métodos permiten visualizar los  problemas, y reconocer causas y efectos, el árbol es mas simple, en el sentido que agrupa de un lado (abajo, en las raíces) las causas, y en otro las consecuencias (en la copa, arriba).

En cambio el MPI permite una complejidad mayor, donde algún problema puede ser a la vez causa y consecuencia, y una mayor interrelación. Pero esa precisamente puede ser su desventaja, depende el grupo comunitario con el que se este trabajando, quizás es mejor un modelo mas simple.

Para lo concreto, en ambos métodos les sugerí que escriban cada problema en una hoja, tarjeta o papel separado, y luego los vayan ubicando en un afiche o pizarrón grande, que les posibilite irlos moviendo, corriendo o incluso agregando otros problemas que sean necesarios para explicar las relaciones.

El texto a profundizar es el capitulo de problemas del Manual de Diagnóstico Participativo Comunitario, y el capitulo 5 del libro de Robirosa





9no encuentro – Priorizando y analizando los problemas

14 06 2011

En un primero momento, trabajamos en grupos recuperando el listado de problemas de la vez anterior, ahora con la siguiente consigna:

ordenar y diferenciar los problemas, y armar un posible esquema

Antes de terminarlo, tratamos de poner en común como cada grupo los agrupo y evaluó. Algunos decían que trataron de ver cual era el mas “Importante”, otros el mas urgente, y otros el problema que afecta a mas gente.

Nos dimos cuenta que todos los criterios estaban en principio bien, y que en realidad, no podemos decir que UN criterio esté por encima de los otros, por lo menos no a priori. Decíamos que lo mejor es primeramente realizar un listado de los criterios a utilizar, y luego cruzar los criterios, en un cuadro o   matriz. Les propuse el siguiente listado de criterios, a los cuales de acuerdo a la situación y coyuntura, uno le puede ir agregando o sacando, o dando mas relevancia a un criterio sobre otro. Lo que aclaré es que esta decisión tiene que ser lo mas explícita posible.

Ejemplo de Matriz para la priorización de los problemas

El siguiente esquema puede ayudarnos para  definir prioridades entre la totalidad de los problemas reconocidos. En la primera columna, completamos la lista de los problemas identificados. En la fila correspondiente a cada uno (en forma horizontal), asignamos un valor (los que aparecen entre paréntesis al lado de las opciones correspondientes). De acuerdo al puntaje, se alcanza el orden de prioridad.

Problemas

Urgencia

¿Es imprescindible actuar ahora (2), es indiferente (1) o se puede esperar (0)?

Alcance

Afecta a muchas personas en la comunidad (2), a algunas (1) o a pocas (0)

Gravedad

¿Qué aspectos claves están afectados?

Mayor gravedad (2), intermedia (1) y menor (0)

Tendencia o evolución

¿Tiende a empeorar (2), está estable (1) o tiende a mejorar (0)?

Impacto sobre otros problemas

Relaciones causa-efecto entre situaciones.

Central y relacionado con muchos problemas (2), intermedio (1), aislado (0)

Oportunidad

Este problema haría que la comunidad se movilizara y participara en la posible solución y/o tiene mucho consenso (2). Modera- damente (1). La comunidad es indiferente (0)

Disponibilidad de recursos

¿Se cuenta con los fondos necesarios (2)? No requiere fondos (2). ¿Existe la posibilidad de obtenerlos (1)? ¿Hay que buscarlos (0)?

Puntaje total

1.

2.

3.

4.

Repito: la selección de los criterios y el valor que le vamos a asignar a cada uno, es una tarea previa, que tenemos que tener realizada y acordada con el grupo que lleva adelante el proceso de planificación.

Esta matriz la pueden descargar de  acá.

En un 2do momento, en base a preguntarles de que manera habían agrupado los problemas, encaramos dos herramientas para el análisis de los problemas, sus causas y relaciones.

Veiamos que al cruzar los problemas, los relacionábamos con flechas, que nos sirven para diferenciar entre causas  y efectos de los problemas. Aclaramos la importancia de una flecha, en el sentido de que establece una relacion logica de causa – efecto, y por ende no es lo mismo para un lado que para otro o que para ambos o ninguno.

Luego les comenté que existen dos formas de realizar este  “mapa de problemas”, una es el arbol de problemas, y la otra es el Modelo Problematico Integrado.

Si bien ambos metodos permiten visuaaizar los  problemas, y reconocer causas y efectos, el árbol es mas simple, en el sentido que agrupa de un lado (abajo, en las raices) las causas, y en otro las consecuencias (en la copa, arriba).

En cambio el MPI permite una complejidad mayor, donde algun problema puede ser a la vez causa y consecuencia, y una mayor interrelacion. Pero esa precisamente puede ser su desventaja, depende el grupo comunitario con el que se este trabajando, quizas es mejor un modelo mas simple.

Para lo concreto, en ambos métodos les sugerí que escriban cada problema en una hoja, tarjeta o papel separado, y luego los vayan ubicando en un afiche o pizarrón grande, que les posibilite irlos moviendo, corriendo o incluso agregando otros problemas que sean necesarios para explicar las relaciones.

Como texto, les quedo el mismo capitulo del libro del Programa Desarrollo Comunitario Participativo, y el capitulo de Robirosa sobre Modelo Problemático Integrado.

Trabajo Práctico – Consigna DOS

Tienen que caracterizar la organización y la institución que seleccionaron. Para ello pueden utilizar la guía que elaboraron en Practica 3 o los siguientes dos puntos:

1 – Caracterización de la comunidad – territorio.

Su historia en relación a la organización de espacios colectivos.

Infraestructura barrial: recursos institucionales desde diferentes referencias (vecinal, institucional, municipal, etc.).

Recursos barriales formales e informales.

2.- Caracterización de la institución/organización.

Tipo y dependencia. Programas, proyectos, actividades, recursos disponibles, demandas desde la población, problemáticas observadas desde la perspectiva institucional y procesos de implementación de satisfactores. Sentido de las acciones. Vinculación con otras instituciones.





10 encuentro – Herramientas para el diagnostico

2 07 2010

Retomando las etapas dentro de un diagnóstico, comenzamos la clase recuperando lo que los grupos habian diagramado como “ciclo de un diagnóstico”. Como la mayoria partia de un problema o de una situacion problema, nos preguntabamos que entendemos por problema, y luego de varias discusiones, decíamos:

  • Entendemos como problema la necesidad de una comunidad a la cual no le puede dar respuesta la propia comunidad.

Nos preguntábamos quien define que cosa es una necesidad, y veíamos que en esa definicion juega lo cultural, lo social y lo histórico.

Entonces, también diferenciabamos las necesidades segun sean:

  • sentidas (por la propia comunidad)
  • no sentidas (pero observadas desde afuera)
  • demandadas y no demandadas

Volviendo a la definicion de problema, discutíamos sobre QUIEN define el problema sobre el cual vamos a intervenir / planificar, y veíamos que existen varias posibilidades: que sean los propios involucrados, ya sea directos o indirectos, que sea algun actor social externo como un gobierno local o provincial, o una organizacion, etc.

Tambían reflexionábamos sobre que no hay UN solo problema, sino un conjunto complejo y relacionado de problemas.

Para encarar esto, trabajamos en grupos sobre el siguiente caso:

Las Madres Solidarias

El trabajador social de la municipalidad no entendía porque el enojo de las señoras.

Resulta que en “La Suchar” (el edificio tomado donde vivían 80 familias, sin cloacas ni red de agua potable),  a instancias del grupo de pibes de la parroquia que realizaba talleres de recreación los fines de semana con los chicos, se había conformado un grupo de madres, las “madres solidarias”, y habían sido ellas mismas quienes  habían ido a buscarlo y convocarlo. Y ahora se enojaban.

Las madres estaban tratando de coordinar con todos los vecinos varias actividades, como ser la limpieza colectiva de los espacios comunes. Y charlando con los chicos de la parroquia, alguno de los cuales estudiaba trabajo social)  les pareció que estaría bueno hacer “algún proyecto”, para presentar y conseguir recursos para mejorar la calidad de vida de todos y todas en el edificio.

Se acercaron a la oficina de la secretaria de desarrollo, y plantearon su inquietud. Les preguntaron porque no venían los de la “Comisión” (conformada por algunos de los vecinos que se decían a si mismos “los dueños de la Suchar”), pero ellas insistieron.

Al mes, aparece este Trabajador social en el edificio preguntando por la Comisión, se presenta y les explica el porque de su presencia. Don Bazán (el presidente) inmediatamente acuerda con él la realización de unas jornadas de limpieza, donde la municipalidad pondría todos los recursos necesarios.

Al sábado siguiente, en el medio de dicha jornada de limpieza, se produce una discusión entre una de las madres, y uno de la comisión, que les echo en cara que si no era por ellos “acá no se hace nada”.

Entonces fue cuando las madres volvieron a la municipalidad a plantear a la secretaria de desarrollo  su enojo y disconformidad.

Pasó el tiempo, y los mismos chicos hicieron el contacto con Ana Carolina, una trabajadora social de caritas, la cual, luego de ir varios fines de semana a charlar y estar con las madres, les propone hacer un diagnóstico del edificio, para después “ver que hacer”. Con desconfianza y a pesar de pensar que lo mas probable es que vayan a perder el tiempo, aceptan a medias la propuesta.

Se juntan varios sábados, al principio con desconfianza y hacen el siguiente  listado de problemas:

  • Los pasillos están sucios, nadie limpia
  • Algunos chicos andan sin abrigo, y descalzos
  • Los caños y mangueras de agua ya están todos pinchados
  • Los perros están sueltos todo el día, hacen sus necesidades por todos lados y no están vacunados
  • Algunos chicos están solos todo el día
  • La gente no participa
  • Hay casos de violencia,
  • No hay cloacas, todo (TODO) va a parar al sótano
  • Falta de trabajo.
  • Algunos pibes aparecen con golpes y marcas
  • Hay casos de chicos desnutridos
  • Hay muchos agujeros y huecos en el segundo piso que dan al vacío, y los mas chicos se asoman
  • Algunas familias comen una sola vez al día
  • Hubo malas experiencias con la comisión manejando recursos de la municipalidad

¿Como ordenarían y diferenciarían los problemas?  Armen un posible esquema

Previamente a poner en común, veíamos que el grupo de madres habñia llegado a un listado de problemas y entre todos armamos una lista de herramientas y tecnicas que se usan para poder llegar a armar ese listado:

  • Observaciones (directas, indirectas, participantes, no participantes)
  • Entrevistas (individuales, colectivas, dirigidas, abiertas)
  • Encuestas, cuestionarios, censos
  • Un taller con algunas dinámica

Decíamos que si bien son todas “tecnicas”, no son neutrales, porque de acuerdo al grado de participación que uno quiera promover, depende las tecnicas que se elijan, y tambien quien las prepare y lleve a cabo. Retomábamos la discusión sobre lo metodologico y su relacion con las actitudes y valores y la relacion con la comunidad (ver encuentro).

Luego, volviendo al trabajo en grupos,  en plenario tratamos de dilucidar en función de que ordenaron los problemas, y cómo visualizan las relaciones entre los mismos. Veiamos que al cruzarlos con flechas,  diferenciabamos entre causas  y efectos de los problemas. Aclaramos la importancia de una flecha, en el sentido de que establece una relacion logica de causa efecto, y por ende no es lo mismo para un lado que para otro o que para ambos o ninguno.

Luego les comentamos que existen dos formas de plantearse trabajar realizando un “mapa de problemas”, una es el arbol de problemas, y la otra es el Modelo Problematico Integrado.

Si bien ambos metodos permiten visuaaizar los  problemas, y reconocer causas y efectos, el árbol es mas simple, en el sentido que agrupa de un lado (abajo, en las raices) las causas, y en otro las consecuencias (en la copa, arriba). En cambio el MPI permite una complejidad mayor, donde algun problema puede ser a la vez causa y consecuencia, y una mayor interrelacion. Pero esa precisamente puede ser su desventaja, depende el grupo comunitario con el que se este trabajando, quizas es mejor un modelo mas simple.

El texto para leer es el capitulo 2 del manual de desarrollo comunitario.








Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 37 seguidores