4to encuentro – Ciclos de la Planificación

Arrancamos recuperando lo trabajado hasta el momento, y por grupos, tuvieron que pensar quién, desde qué institución, y en que contexto, plantearía una propuesta de trabajo acorde a cada uno de los gráficos que les tocaron

Veíamos que respondían a diferentes actores y/o instituciones, como ser:

  • Un empresario
  • TS
  • El Municipio, para la obra pública
  • Un Puntero
  • Un Técnico Burócrata
  • Alguien del Gobierno

La reflexión siguiente giró en torno a como los diferentes actores o sujetos, encaran y llevan adelante un proceso de planificación. En los diferentes esquemas vimos los aspectos que tiene en cuenta por ejemplo un contador o empresario, o un maestro, o un puntero de barrio.

ciclos

Plateamos que se presentan diferentes tensiones, referentes a:

  • hay esquemas mas complejos, con mas etapas, y mas largos en tiempos
  • hay esquemas mas simples, cortos, mas aplicables y prácticos, que pareciera que solo buscan la eficacia, resultados concretos en corto plazo, sin importar tanto el proceso.
  • hay esquemas mas flexibles y otros mas estructurados.
  • Otros son lineales, un paso atrás de otro, y hay otros circulares, donde todo va y viene y se vuelve, en constante evaluación
  • El lenguaje utilizado es diferente, cuanto mas “técnico”, mas difícil de entender.

Luego pensamos y planteamos algo de la historia de la planificación, y  la diferencia entre un plan, un programa y un proyecto, en base al cuadro de Pichardo Muñiz

plan programa proyecto

Sobre estos temas les quedo a leer el texto de Arlette Pichardo Muñiz, el capítulo 2.

Anuncios
Publicado en Clases | Etiquetado , , , | Deja un comentario

3er Encuentro -Pensando la participación y la viabilidad

Comenzamos con un “De donde venimos y adonde vamos…” que armaron desde el equipo de ayudantía de la catedra (muuuuy bueno), recuperando los conceptos de los dos primeros encuentros.

Luego hablamos del TP, la idea era que ya esten conformados los grupos y seleccionadas las instituciones (no era así en todos los casos). Les dimos la siguiente consigna (y una planilla por grupo):

Realicen un primer acercamiento grupal a la institución, con el objetivo de recuperar la historia de la misma.

Luego, trabajamos grupalmente en torno a dos historias, una de la construcción de una escuela en Salta y otra sobre la misma salita que veníamos trabajando.

La Salita del Barrio 2

Como siguió la vida…’

Villa Itatí empezó a salir en los diarios cuando casi se muere Sofía, la hija de Doña Carmen, por desnutrición. Durante esa semana vinieron y pasaron por el barrio médicos, funcionarios, periodistas, punteros políticos, ong´s, etc. etc. El presidente de la sociedad de fomento convocaba reuniones todos los días, a la s cuales acudía todo el barrio, a ver que respuestas se podían dar.

Fue la oportunidad de los vecinos de sentirse escuchados, de contar sus problemas, y que los tengan en cuenta. Desnutrición, falta de trabajo, malas condiciones sanitarias en el barrio, problemas con la recolección de residuos, hambre, los planes de asistencia del gobierno que no alcanzan a todos, casas en mal estado. Todos esos problemas y otro montón, fueron surgiendo como un torrente ante cualquier pregunta.

Para encarar y solucionar la problemática de salud, el Intendente, en una iniciativa en conjunto con una de las ong´s y con la sociedad de fomento, propuso construir una salita de salud, en un terreno a cuatro cuadras del barrio, donado por el Obispado.

Para ello, se juntaron esfuerzos de diversos niveles gubernamentales y financiamiento externo, y en cinco meses la brigada del municipio la pudo construir. La secretaria de la provincia dispuso de los recursos (humanos y materiales) necesarios: un médico, dos enfermeras, balanzas, medicamentos, insumos, camillas, etc.

A la inauguración vinieron todos los medios, y todos los funcionarios, y algunos políticos más. Pero del barrio, solo 5 personas.

Después de seis meses (casi un año del primer caso), el barrio volvió a salir en los medios: “NUEVO CASO DE DESNUTRICION EN VILLA ITATI”, ahora por Juan, un nene de tres años, con 12 kilos. El intendente, acosado por los periodistas de la capital, mostraba las estadísticas de atención de la salita, la cantidad de familias atendidas, la cantidad de remedios entregados, etc. Se acercaban las elecciones y la sociedad de fomento ahora respondía a la otra línea interna de su partido, por lo cual “se tiraban flores” cada vez que un medio periodístico los cruzaba al aire.

Después de las elecciones, las madres de la capilla se volvieron a juntar, y entre mate y charla, ahí se dieron cuenta que a la salita no concurría ninguna familia del barrio. Empezaron a ver que había algo que no entendían: “Si el problema de salud era algo que todas las familias del barrio expresan, y la salita cuenta con disponibilidad de recursos, ¿Qué esta pasando?”.

LOS VECINOS SE ENFRENTARON CON LA POLICIA

Insólita pelea por una cancha de fútbol en un barrio salteño

Por: Gustavo Ruiz

En tiempos donde algunos alumnos se quejan de las exigencias que les imponen los docentes, la nota la dieron ahora algunos padres que se enfrentaron con la policía para evitar que se construya una escuela en la cancha de fútbol del barrio Juan Pablo II, ubicado en la zona norte de la capital salteña. “Si se construye una escuela en este lugar, los chicos van a volver a caer en la droga; jugando al fútbol se distraen y se alejan de ese mal”, dijo a Clarín Javier Pérez (28), uno de los vecinos. “La gente perdió los valores. El fútbol no puede estar por encima de la educación”, afirmó el ministro de Educación de la provincia, Leopoldo Vancauwleart. “No estamos en contra de la escuela, solo pedimos que la construyan en otro lado. Nosotros tenemos una escuela a dos cuadras, mientras que otros barrios aledaños no tienen edificio y los chicos tienen que ir hasta el centro para estudiar”, explica Hugo Quipildor (37), el vecino que lleva la voz cantante y terminó detenido. El ministerio de Educación piensa construir la escuela con 10 aulas y todas las dependencias que requiere un edificio moderno. La obra tenía fecha de inicio el martes pasado, pero cuando los obreros empezaron a trabajar fueron sacados del lugar por algunos vecinos. “Esto nos produjo un daño enorme, perdimos más de 500 postes, cientos de metros de alambre y tengo un chofer con un profundo corte en la cabeza, producto de una pedrada”, contó a Clarín Angel Arangio, propietario de la empresa que tiene a su cargo la construcción de la escuela. Cuando la reacción de los vecinos se tornó inmanejable, actuó la guardia de infantería, que se trenzó a golpes con los pobladores de la zona, quienes atacaron a los uniformados con piedras y palos. “Entraron a mi casa y destrozaron un equipo de música que estábamos usando para llamar a la gente a sumarse a la protesta”, relató una vecina. “La policía no cometió excesos. Los uniformados tienen la orden de actuar cuando son atacados”, explicó Aldo Rogelio Saravia, secretario de Seguridad de la provincia. El saldo de la batalla fue de nueve personas detenidas (hasta ayer quedaban dos), y cuatro heridos, uno de ellos con una profunda herida en la cabeza. Ayer se montó en el lugar de la discordia una guardia de infantería con una orden tajante: nadie puede ni siquiera atravesar caminando la cancha, ni mucho menos jugar. Mientras, las autoridades y vecinos llegaron a un principio de acuerdo: se construirá la escuela, pero habrá un espacio para que todos puedan jugar al fútbol.

http://edant.clarin.com/diario/2009/07/24/sociedad/s-01964339.htm

La consigna fue tratar de pensar por qué había pasado lo que pasó en cada situación.

En la puesta en común planteamos la viabilidad, en sus diferentes dimensiones, retomando a Robirosa, política, en relación a los recursos y en lo referente a la comunidad.

Luego pensamos los diferentes aspectos en relación a la participación. Retomamos las definiciones de Robirosa y de Geilfuz sobre la misma, y definimos juntos que la Participación es un proceso, por lo tanto es algo que se construye, y que se hace en conjunto. Robirosa define tres aspectos de la misma:

  • Formar parte
  • Tener parte
  • Tomar parte

La participación es algo variable, por lo que se pueden dar diferentes niveles o grados de participación en un mismo proceso.  ¿Existe una participación ideal? nos respondíamos que no. Pero agregábamos que podemos explicitar, dejar en claro, poner en palabras qué tipo de participación se va a promover en un determinado proyecto. La idea es que esto se realice de entrada, no al final o en la mitad.

Por ejemplo, a veces se puede dar que todos escuchan o se informan, y que algunos opinan, y otros son los que deciden. Como verán, hay diferentes instancias en cuanto a la participación.

Este nivel o grado de participación que tenga un proyecto, es una decisión del equipo promotor del mismo, y en este sentido esa decisión tiene que ser tomada y no dejada a que despues se vaya dando. Mas allá de estas consideración, también es claro que cualquier participación tiene, conlleva, un determinado encuadre, organizacional, institucional, social, histórico, etc, que limita en cierta medida esa participación.

Retomando a Geilfuz, les planteamos que para entender los diferentes niveles de participación es buena la imagen de la Escalera de la participación

escalera de la particiapcionComo texto para profundizar lo visto, quedaron el primer capítulo de cada uno de los libros mencionados, el de Geilfus y el de Robirosa.

Los textos a leer son la introducción de 80 herramientas para el desarrollo rural participativo (Bajar en introduccion ) y en capítulo de Robirosa sobre la viabilidad.

Publicado en Clases, Trabajo Práctico | Etiquetado , | Deja un comentario

Segundo Encuentro – Empezando a ver las diferentes lógicas

Recuperando la situación de la salita, dramatizamos cuando el cura convocaba a una reunión para tratar el tema de terminar de construirla,  y (en forma paralela y separada) invitaba a los diferentes actores:

    • La técnica burócrata de Desarrollo Social
    • La puntera del barrio
    • La TS de la salita del otro barrio

En plenario, luego de las actuaciones, armamos el siguiente cuadro:

photo5041984103481714732

Que lxs ayudantxs pasaron en limpio:

Análisis de la dramatización de la “Salita”

Actores/actrices Relación c/ la comunidad Lenguaje Propuesta Posibles conflictos
T.S. de Desarrollo Soc.
  • Distante y jerárquica
  • Falta de empatía
  • Formal
  • Tensa
  • No hubo conexión
  • Formal
  • Técnico
  • Profesional
  • Burocrática
  • Iba a “delegar”
  • No hubo propuesta
  • Fue ambivalente
  • Solicitó la presentación de un proyecto formal (subordinado a presupuesto)
  • Incertidumbre
  • Disconformidad de lxs vecinxs por promesas incumplidas
  • Propuesta no acorde a las necesidades
  • Sostenibilidad de la “salita” en el tiempo
  • Formal (pudo no entenderse)
Vecina (puntera política)
  • Propaganda política
  • Más fluida
  • Con intereses políticas
  • Convenció más
  • Informal
  • Popular
  • Persuasiva
  • Promesas
  • Trabajo en equipo con recursos
  • Malograr los fondos
  • Que no se cumplan nada (las promesas)
  • Malestar por la confrontación de diferentes intereses políticos
T.S. Salita
  • Empatía
  • Solidaridad
  • Acompañamiento
  • Predisposición
  • Conocimiento de campo
  • Informal
  • Técnico
  • Claro
  • Hacer un proyecto entre todxs
  • Interiorizarse
  • Acompañamiento
  • Difundir
  • Pensar estrategias
  • Definición de prioridades
  • No cumplir con las expectativas
  • Limitaciones institucionales (burocracia)

Luego, reflexionábamos sobre las diferentes posturas metodológicas, y como están ligadas de raíz con el tipo de relación que se entabla con la comunidad y los valores que se ponen en juego en esa relación. No existe un proceso metodológico neutral, sino que son herramientas y parte de un proceso, que involucra otras variables.

Les mandamos por el canal de Telegram los archivos de los 3 libros que van a guiar el año, y que les volvemos a adjuntar aqui los links:

Gracias miles a lxs que actuaron y lxs que escanearon los textos.

Publicado en Clases | Etiquetado | Deja un comentario

Primer encuentro – 9/4 – Empezando a pensar la planificación

En este primer encuentro comenzamos presentando la materia, sus objetivos y unidades, y al equipo de cátedra. (Recordamos ver el proyecto de cátedra).

Hicimos especial hincapié en el Trabajo Práctico a realizar durante todo el año, para lo cual es que va a ser primordial el acompañamiento de lxs ayudantxs de cátedra, y también como dijeron ellxs, que piensen muy bien como conformar los equipos de trabajo.

Luego, les propusimos un trabajo en grupos a partir de las siguientes preguntas: que es planificar? Y quién, cómo y cuando se planifica?

De la puesta en común surgió lo siguiente:

De

esta reflexión surgió la primera diferenciación entre planificación formal y planificación informal . Planteamos que había dos niveles de planificación, una formal y otra informal. Cada nivel tiene sus características.
El informal, generalmente no se escribe, y lo realiza cualquiera, en tiempos cortos, y de manera sumamente flexible. El formal, por lo contrario, se deja registro escrito, tiene sus tiempos, y si bien es flexible, lo es dentro de un marco o estrucutura, que lo delimita el contexto y la institución / organización.

Luego, trabajamos en base a la siguiente situación:

La Salita del Barrio
Como comenzó todo…’

Hace tres años que los pibes de la capilla se pusieron a trabajar en el barrio San Cayetano. Empezaron dando catecismo a los chicos mas chicos, y después de las comuniones, siguieron con una Copa de Leche, donde hacían juegos y demás.

A partir de unas charlas con las madres de los chicos, vieron que en el barrio no estaban cubiertas las necesidades \nmínimas de atención primaria de la salud, y les pareció bueno encarar la construcción de una Salita.

Lo convencieron al cura, que les prometió algunos materiales, y además que iba a hablar con el concejal del barrio, para que la Municipalidad aporte algo. En cuanto a los médicos, enfermeros, y los demás recursos necesarios, lo iban a ir viendo a medida el proyecto siga avanzando.

Así, convocaron a unas jornadas de trabajo comunitario, donde a la primera vinieron 35 vecinos, y pudieron cavar los pozos para luego hacer las bases.

Al sábado siguiente tuvieron que suspender las actividades, porque el cura todavía no tenía los materiales.

Al mes recién pudieron contar con los materiales suficientes para las bases, convocaron otra jornada de trabajo, a la que asistieron 15 personas. Trabajaron hasta el mediodía, hasta que se acabaron los materiales que se tenían.

Después de dos semanas más, gracias a los ladrillos que aportó el concejal del barrio la semana previa a las elecciones, se realizó otra jornada de trabajo, pudiendo comenzar a levantar las paredes, hasta el metro y medio.

Paso el tiempo, y la estructura armada sigue ahí, como mudo testigo de algo que costó mucho sacrificio, pero que no terminó de realizarse.

Los chicos de la capilla siguen haciendo la copa de leche, y cada tanto alguna madre recuerda las jornadas de trabajo, y se pregunta, y les pregunta: “Tanto esfuerzo, tanto esfuerzo, y al final no pudimos terminar, ¿valió la pena?…”

Lean esta historia (basada en un caso real), analícenla y comenten que ha pasado.

De lo trabajado y compartido nos preguntábamos dos cosas: ¿porqué pasan estas situaciones? y ¿que pasa con los grupos?. De lo que surgió lo siguiente:

Luego pensamos en grupo ¿que es un proyecto y que es planificar?, y surgió lo siguiente

Por último, reflexionamos sobre qué es un proyecto, si un trabajo comunitario con un objetivo en común. Hay que tener cuidado que en el lenguaje coloquial, la palabra proyecto se utiliza para nombrar una organización, por ejemplo.

Nosotrxs

planteamos que se utiliza para nombrar a la herramienta técnica, al resultado escrito de un proceso de planificación.
Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Bienvenidxs a todxs

Bienvenidx a la cursada de PLANIFICACION Y ADMINISTRACION 2019

Acá iremos transcribiendo lo trabajado en cada encuentro del año, y poniendo los textos, informaciones, acuerdos y lo que vayamos creyendo necesario durante el desarrollo de la presente cursada. Tengan en cuenta que también están subidas todas las clases de los años anteriores, para que puedan ir viendo y leyendo las cosas que hicimos (fíjense en Archivos).

Cualquier duda, aporte, sugerencia o lo que crean conveniente, por favor, no dejen de plantearlo, al profesor o a lxs ayudantxs, Debora y Osvaldo.

Les proponemos otro canal mas de comunicación, si quieren y pueden bajense la app Telegram en los celus (funciona similar al “wasap”), busquen @planificacion2019, y denle al botón Unirme.

El horario de la materia es los martes de 18 a 20 hs..

Pasen y vean el Proyecto de Cátedra y la Bibliografia que utilizamos el año pasado

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

6to encuentro – Evaluación y construcción de indicadores

Nos pusimos a trabajar el tema a partir de una dinámica en la cual tres compañeras tuvieron que salir afuera, y luego entrar de a una, y explicar “que es el presupuesto”. Luego de ello, en grupos, tuvieron que evaluar a las compañeras. En la puesta en común salieron diferentes cuestiones y formas de evaluarlas. 

Unxs compañerxs les pusieron Muy Bien,  Bueno, y otrxs se extendieron en los aspectos que les parecieron significativos. Otrxs utilizaron números.

Veíamos que se por un lado se ponen en juego resistencias individuales y por otro, cada grupo centró la atención en diferentes cosas o aspectos, es decir utilizó diferentes criterios.

Pusimos luego en común lo que cada uno entendía como EVALUAR:

  • Verificar si está bien, si se entendió.
  • Pros y contras
  • Prueba
  • Control
  • Aprobar y desaprobar
  • Ajustar

Lo terminamos definiendo como la acción de dar valor a algo, en relación con otra cosa.

Luego analizamos la parte subjetiva de la evaluación, a partir de la frase que una compañera aportó: “a nadie le gusta ser evaluado, ni evaluar a unx conocidx”, ¿por qué?:

    • Situación incómoda
    • Seguridad, uno busca aprobación.
    • Prejuicios
    • No sabes con qué criterios te van a evaluar.
    • No es lo mismo sólo que en grupo
    • Exposición

Luego nos preguntábamos que cuestiones hay que tener en cuenta al momento de pensar una instancia de evaluación. Veíamos que depende mucho de qué tipo y en que momento se pretende realizar esa evaluación, por lo que distinguimos tres momentos diferentes:

  • Ex-ante (por ejemplo decíamos evaluar la pertinencia de los objetivos planteados)
  • Durante (acá el ejemplo sería una instancia de monitoreo sobre cómo se van cumpliendo o no, los objetivos)
  • Ex-post (es el ejemplo mas clásico, en el ciclo tradicional es el último momento de la intervención)

En cada uno de estos momentos se evalúan cosas diferentes y de manera diferente.

Pero para cualquiera de estos momentos hay que tener claro dos cuestiones básicas:

  • ¿qué queremos evaluar?
  • ¿cómo lo vamos a evaluar?

Luego también tendríamos que definir que nivel o grado de participación vamos a establecer para cada instancia de evaluación, de lo que surge una tercera pregunta: ¿quienes van a evaluar?.

Reflexionábamos sobre la cultura evaluativa que no tenemos los argentinos, y planteábamos la necesidad de espacios formales de evaluación. Y volver a pensar el para qué de evaluar: para aprender, para corregir y para reflexionar.

Para pensar estas cuestiones, retomamos el objetivo de uno de los proyectos, y preguntábamos:

¿cómo se evalúa si se fortaleció la participación de las mujeres en los espacios de talleres?

Veíamos que no puede quedar en cuestiones generales ni meramente subjetivas, sino que tenemos que poder llegar a cuestiones observables. Vimos que necesitamos especificar que aspectos concretos vamos a observar en función de esas respuestas. Y esos aspectos tienen que ser concretos, acotados, y darnos una idea de que valor le damos a lo que evaluamos.

Introducimos así el concepto de INDICADOR, como la unidad mínima de evaluación. Es lo que nos marca (como en el tablero de un auto), el valor de lo que estamos evaluando. Tiene que ser un dato observable, acotado y posible de ponerle un valor.

Para esto último decíamos que a veces para un indicador conviene construir una escala o referencia de valores particular, que de cuenta de lo que queremos evaluar.

Poníamos de ejemplo la planilla de evaluación de la cátedra, qué habíamos construido con otro grupo de estudiantes en base a este cuadro:

 Aspectos Indicadores Sub indicadores Valor Cuantitativo  Valor Cualitativo

El texto a leer que quedó es el último capítulo del libro de Geilfuz.

Publicado en Clases | Etiquetado , | Deja un comentario

5to encuentro – Actividades, Recursos, Presupuesto

Fue un encuentro bastante tedioso, dado que debido a la poca cantidad de clases que compartimos, tuvimos que adelantar y ver rápido algunos temas.

Continuamos avanzando con la secuencia lógica de planificación, repasamos lo relacionado a Objetivos.  Para graficar las relaciones entre los diferentes elementos que vamos viendo, su secuencia y relación lógica, en ambos sentidos, les compartimos este gráfico:

Luego, para que lo usen  al momento de encarar el proyecto  de cada grupo,  compartimos este último cuadro-matriz para que lo utilicen en el armado y construcción de los objetivos, creemos que les puede servir.

Imagen Objetivo

Es orientadora, direccionaliza el proceso de intervención.

Se escribe en relación con el Escenario Ideal, y nos tiene que ayudar en delinear estrategias para achicar la brecha entre el Escenario Ideal y el Escenario Futuro

Objetivos

¿Para qué queremos hacer el proyecto?

Son los logros que se quieren alcanzar. tienen que ser claros, realistas y pertinentes

Objetivo General

¿Para qué queremos hacer el proyecto?

Suele ser uno sólo, como mucho dos, y representa lo que queremos conseguir, el propósito central y mas amplio del proyecto

Objetivos Específicos

Se derivan del objetivo general y representan los pasos intermedios para lograrlo.

La suma de los objetivos específicos nos da como resultado la consecución del objetivo general.

Deben ser:

Específicos: claros sobre qué, dónde, cuándo y cómo va a cambiar la situación.

Medibles: que sea posible cuantificar los cambios y beneficios.

Realizables: que sea factible de lograr, teniendo en cuenta los recursos y las capacidades

a disposición de la comunidad.

Realistas: que sea viable obtener el nivel de cambio reflejado en el objetivo.

Limitados en el tiempo: estableciendo un período de tiempo en el que se debe completar cada uno de ellos.

Resultados – Metas

¿Qué queremos obtener al final del proyecto?(¿Cuanto?)

Son los objetivos traducidos en elementos cuantificadores y calificadores

Deben tener coherencia y estar relacionados directamente con los objetivos.

Continuamos haciendo un repaso de la secuencia metodológica de planificación, partiendo de los objetivos específicos. preguntándonos luego “¿después de los objetivos, que puede venir?”. O dicho de otro modo “¿para llegar a estos objetivos que tenemos que hacer?”.

A esas acciones las denominamos ACTIVIDADES, y las definimos como la unidad mínima operativa, y veíamos como todo un proyecto se traduce en actividades, que dan sustento a los objetivos.

Una actividad es una acción concreta, acotada en el tiempo, enmarcada en el cumplimiento de un Objetivo Específico.

Pusimos luego  en comun aspectos que estan vinculados a las actividades:

  • Los reponsables: deciamos que en última instancia la pregunta que nos tenemos que hacer es quien se hace cargo de esta actividad? si sale mal, o no se hace, ¡a quien vamos a preguntarle porque?
  • Los Recursos: Diferenciamos los diferentes tipos de recursos que hay: Financieros (monetarios), Materiales (las cosas concretas) y Humanos (personas, con sus capacidades). Decíamos tambien que los podemos discriminar en si ya contamos con esos recursos (Propios), o si tenemos que solicitarlos (ajenos o a pedir), y en este último caso, tambien diferenciar a quien, dado que no es lo mismo a una fundación o ong, o el Estado.
  • Los Tiempos: de cuando se va a realizar y cuanto tiempo va a durar.
  • El Lugar

Como ayuda y como herramienta de trabajo, pusimos en comun algunos cuadros para ayudar a pensar estas cosas, y que pueden poner en practica con el trabajo práctico que están construyendo.

cuadro responsables

A partir de ello, definíamos los siguientes pasos. Frente a cada actividad planteada, decíamos que hay una serie de preguntas que nos tenemos que responder:

  • ¿que necesitamos para realizarla?
  • ¿qué tenemos y que nos falta de eso?
  •  ¿quien tiene o puede proveer lo que necesitamos?
  • ¿cómo lo podemos gestionar?

La primer pregunta especifica los recursos necesarios para la actividad. Definíamos entonces recursos como todo lo necesario para lograr la actividad propuesta. Y discriminábamos los diferentes tipos de recursos:

  • materiales
  • económicos o financieros
  • humanos
  • naturales

Para responder las dos últimas preguntas, aclaramos que es vital el retomar el análisis de actores que habíamos realizado en el diagnóstico y lo que nos habíamos planteado como frentes de ataque para cada actor (recordar el texto de Robirosa).

Compartimos luego una planilla para pensar estas cosas:

Por último reflexionábamos sobre la necesidad de explicitar en un proyecto escrito los aportes de recursos que hace la propia comunidad o equipo de trabajo, para dar cuenta tanto del compromiso, como del volumen total del proyecto.

Por último, nos metimos con los números. Algo que no nos agrada en principio, pero que es necesario en todo proyecto. Sabemos que requieren una predisposición especial, y que no a todo el mundo le interesa o tiene facilidad para ellos, pero consideramos que es necesario conocer e incorporar algunas habilidades básicas para realizar los presupuestos de los proyectos sociales.

Reflexionábamos sobre la importancia de una buena confección y presentación del presupuesto, dado que si bien nosotros podemos entender poco de números, a los que le presentemos el proyecto, por lo general están habituados a leer presupuestos. En ese marco, una presentación con una suma o calculo mal realizado, genera un mal antecedente a la hora de evaluar el proyecto.

Los aspectos a tener en cuenta, siguiendo un posible orden, o “pasos a dar”, serían:

  • primero realizar un listado de todos los recursos a utilizar, actividad por actividad, todos, los que tenemos y los que no
  • luego determinar cuales son los que tenemos o conseguimos en la comunidad o grupo, y cuales son los que no tenemos, y por ende tenemos que salir a buscar o gestionar
  • Luego, cruzar ese último listado con el análisis de actores que habíamos realizado, para determinar qué conviene gestionar con qué actor
  • por último, solicitar o gestionar la obtención de los recursos con quien lo hayamos determinado en el punto anterior

Para ordenar y realizar los listados anteriores, podríamos de confeccionar algunos cuadros, como los siguientes.

Para la realización del prespuesto final, los items básicos a considerar serían:

concepto (o recursos)  – cantidad – precio unitario – precio total

Les presentamos por último algunas planillas de cálculo, que facilitan el armado de los presupuestos. Pero para ello tienen que manejar algún programa de planilla de cálculos, como el Excel.

Copia de Presupuesto ultimo

Como texto, les dejamos el capítulo 10 del libro 80 herramientas para el desarrollo participativo : Diagnóstico, planificación, monitoreo, evaluación de Frans.Geilfus.

Lo pueden bajar entero de acá.

 

 

Publicado en Clases | Etiquetado , , | Deja un comentario