2do encuentro – Planificación formal e informal – 17 de abril

En este encuentro trabajamos a partir de la siguiente situación:

La Salita del Barrio

 Como comenzó todo…’

Hace tres años que los pibes de la capilla se pusieron a trabajar en el barrio San Cayetano. Empezaron dando catecismo a los chicos mas chicos, y después de las comuniones, siguieron con una Copa de Leche, donde hacían juegos y demás.

A partir de unas charlas con las madres de los chicos, vieron que en el barrio no estaban cubiertas las necesidades mínimas de atención primaria de la salud, y les pareció bueno encarar la construcción de una Salita.

Lo convencieron al cura, que les prometió algunos materiales, y además que iba a hablar con el concejal del barrio, para que la Municipalidad aporte algo. En cuanto a los médicos, enfermeros, y los demás recursos necesarios, lo iban a ir viendo a medida el proyecto siga avanzando.

Así, convocaron a unas jornadas de trabajo comunitario, donde a la primera vinieron 35 vecinos, y pudieron cavar los pozos para luego hacer las bases.

Al sábado siguiente tuvieron que suspender las actividades, porque el cura todavía no tenía los materiales.

Al mes recién pudieron contar con los materiales suficientes para las bases, convocaron otra jornada de trabajo, a la que asistieron 15 personas. Trabajaron hasta el mediodía, hasta que se acabaron los materiales que se tenían.

Después de dos semanas más, gracias a los ladrillos que aportó el concejal del barrio la semana previa a las elecciones, se realizó otra jornada de trabajo, pudiendo comenzar a levantar las paredes, hasta el metro y medio.

Paso el tiempo, y la estructura armada sigue ahí, como mudo testigo de algo que costó mucho sacrificio, pero que no terminó de realizarse.

Los chicos de la capilla siguen haciendo la copa de leche, y cada tanto alguna madre recuerda las jornadas de trabajo, y se pregunta, y les pregunta: “Tanto esfuerzo, tanto esfuerzo, y al final no pudimos terminar, ¿valió la pena?…”

 La primer consigna de trabajo grupal fue: leer esta historia (basada en un caso real), analizarla y  comentar que ha pasado.

La primera consideración que surgió fue que la historia es “demasiado cierta”, arrancaron con mucho entusiasmo, cosa que suele pasar.

Luego, cada grupo tenia que responder (para luego compartir) estas “Preguntas orientadoras del debate”

  1. ¿Qué puede aportar una “planificación formal” a este tipo de procesos/proyectos?
  2. Escribir 3 argumentos para discutir con la gente del barrio para que encare un proceso de planificación formal
  3. De que forma lo encararia con la gente. Pensar una dinámica o presentación de la propuesta

De la puesta en común de la primer pregunta, surgió que la planificación formal aporta lo siguiente:

  • Aporta organización “medida”, distribuye responsabilidades.

  • Mayor seriedad, al ser por escrito, y eso genera mas compromiso y posibilita el seguimiento.

  • Continuidad, y pensar de antemano tiempos y recursos, y la posibilidad que la gente se “pinche”.

  • Aporta analizar previamente si es posible o no llegar al objetivo

  • “Tener los pasos a seguir”

  • Posibilita el acceso a recursos (“puertas a golpear”)

  • Que todos tengan toda la información.

En cuanto a los argumentos mas fuertes para plantear en una comunidad, surgieron:

  • Permite asegurarse el compromiso por escrito de la autoridad
  • Nos puede ayudar a evitar que fracasemos, y que pensemos como evitar el cansancio
  • Al quedar por escrito ayuda a que no se desvirtúe el fin, el objetivo.
  • Nos permitiría saber mejor quienes somos y con que contamos
  • Nos brinda mayor posibilidad de gestionar y conseguir recursos financieros.

En cuanto a las posibles formas de encararlo con la comunidad, pensamos:

  • Convocar una asamblea y plantearlo
  • Convocar una reunión y pensar una dinámica participativa
  • Llevar adelante un proceso de concientización previa
  • Presentar una experiencia positiva anterior, por ejemplo que venga otro grupo comunitario a contar su historia.

Para leer quedaron el primer capítulo de Robirosa y el primero de Pichardo Muñiz.

Por último, acordamos como primer consigna para arrancar con la elaboración del proyecto, que para el próximo encuentro, traigan armados los grupos (de no mas de 4), y elegida la organización, u organismo, o territorio/localidad desde donde quieran pensar el proyecto.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Clases, Trabajo Práctico y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s