11 encuentro – 30/10/12 – Evaluación, indicadores y algunas cosas mas

Retomamos primero lo que habíamos visto el encuentro anterior, y en función de ello, volvíamos a plantear las preguntas básicas que hay que hacerse a la hora de escribir un proyecto y pensar la evaluación:

¿qué queremos evaluar?

¿cómo lo vamos a evaluar?

Veíamos que las respuestas a estas preguntas pueden ser variadas. Podemos querer evaluar el cumplimiento de los objetivos, los procedimientos, los resultados, etc. Veíamos luego la relación con las Metas, que eran los objetivos traducidos en logros cuantificables. En algunos proyectos se plantean Metas, pero en otros se habla de Resultados Esperados.

En cuanto a el cómo evaluar, nos surgía una pregunta relacionada: ¿CUANDO?, y planteábamos por lo menos tres momentos:

  • Ex Ante, osea anterior a la ejecución del proyecto
  • Durante, o de proceso, o monitoreo. Hay que plantear cada cuanto se va a realizar y como se van a hacer los ajustes que se consideren pertinentes
  • Ex Post. Es la mas común, y esta relacionada con evaluar los logros y metas al final del proyecto.

Reflexionábamos sobre la cultura evaluativa que no tenemos los argentinos, y planteábamos la necesidad de espacios formales de evaluación. Y volver a pensar el para qué de evaluar: para aprender, para corregir y para reflexionar.

Para pensar estas cuestiones, retomamos el ejercicio de pensar sobre el instituto, y preguntábamos:

¿cómo se evalúa si hubo participación de los estudiantes?

Veíamos que no puede quedar en cuestiones generales ni meramente subjetivas, sino que tenemos que poder llegar a cuestiones observables. Vimos que necesitamos especificar que aspectos concretos vamos a observar en función de esas respuestas. Y esos aspectos tienen que ser concretos, acotados, y darnos una idea de que valor le damos a lo que evaluamos.

Introducimos así el concepto de INDICADOR, como la unidad mínima de evaluación. Es lo que nos marca (como en el tablero de un auto), el valor de lo que estamos evaluando. Tiene que ser un dato observable, acotado y posible de ponerle un valor.

Para esto último decíamos que a veces para un indicador conviene construir una escala o referencia de valores particular, que de cuenta de lo que queremos evaluar.

Poníamos de ejemplo la planilla de evaluación de la cátedra, qué habíamos construido con otro grupo de estudiantes en base a este cuadro:

 Aspectos Indicadores Sub indicadores Valor Cuantitativo  Valor Cualitativo
         
       

El texto a leer que quedó es el último capítulo del libro de Geilfuz.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Clases y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s